Viveros Mas de Valero y La Unión de Calatayud se reparten los puntos tras un espectacular empate a 6


                    




Archivado en

FUTBOL SALA SEGUNDA B G-II : LA UNION DE CALATAYUD VA ENCONTRANDO EL CAMINO DE LA SALVACION

Viveros Mas de Valero y La Unión de Calatayud se reparten los puntos tras un espectacular empate a 6



El Viveros Mas de Valero empató a seis goles en su propio feudo ante La Unión de Calatayud, en el último partido de 2017. El encuentro fue un continuo sube y baja de sensaciones, los amarillos se mostraron especialmente irregulares y cuando parecía que conseguirían sumar una nueva victoria, un gol de La Unión de Calatayud a falta de 15 segundos para que sonará la bocina en el Pabellón Municipal de Segorbe, significó un justo reparto de puntos.


La primera parte comenzó con los maños adelantándose en el marcador a las primeras de cambio, fue en el minuto 2 con un gran gol, tras un balón largo y a la media vuelta, el atacante visitante la empaló imparable para Colomer (0-1). Un minuto después saque de banda favorable al Viveros, jugada de estrategia, el esférico llegó a la banda contraria y el disparo de Pedrito, al palo y dentro (1-1). A renglón seguido otro gol de La Unión de Calatayud en un malentendido clamoroso de los defensores amarillos que dejaron en bandeja el tanto de los de Calatayud (1-2). Transcurridos los primeros seis minutos los segorbinos buscaban el empate en numerosas ocasiones y tras un saque de esquina del capitán del Viveros Mas de Valero, José Chover, balón al centro del área, que golpeó en un defensor y entró sin que nada pudiera hacer el portero maño (2-2). Un minuto después clarísima oportunidad de Dani, tras una asistencia de Chover, y que de primeras mandó fuera por muy poco el zurdo segorbino. En el ecuador del primer tiempo continuaba el empate a dos y el Viveros Mas de Valero buscaba ponerse por delante en el marcador ya que estaba apretando en pista y, a falta de seis minutos la tuvo Jacobo, mano a mano rapidísimo desde su pista, se plantó delante del portero y su disparó se fue fuera por milímetros. En el minuto 16, de nuevo se adelantaban los maños, en una contra rapidísima que desarboló al Viveros Mas de Valero, (2-3). Momento que aprovechó Gallero para parar el choque en busca de la reacción de sus chicos. Dos para el final de la primera mitad y otra clara para el Viveros Mas de Valero. Buena transición amarilla, tuya mía de Diego Torres con Pedrito, y el disparo del de Navajas la sacó el portero. Con esa ocasión se llegó al descanso con La Unión de Calatayud venciendo por un sorprendente marcador de 2-3. En la segunda parte el Viveros Mas de Valero salió a por todas y el barullo lo aprovechó el más listo de la clase, Pedrito, para empatar el encuentro de nuevo cuando tan solo habían transcurrido 15 segundos de juego (3-3). Y, en un abrir y cerrar de ojos, Pedrito dio la vuelta al partido marcando el cuarto gol de la tarde en el Pabellón de Segorbe (4-3). A renglón seguido expulsión de Jacobo por doble amarilla, quedándose los segorbinos con un jugador menos. Inferioridad que aprovecharon los maños, y es que a falta de escasos segundos para que los segorbinos recuperaran al jugador, la perdió el Viveros ante la presión visitante y empataron los aragoneses. En el ecuador del segundo tiempo jugada espectacular de José Calvo que dividió la pista por el centro. Se fue de uno, de dos y su disparo lo rechazó la madera. Era un golazo. Lo cierto es que los segorbinos intentaban romper la igualada pero los visitantes creaban peligro a la contra aprovechando que el Viveros Mas de Valero estaba muy atascado. Más corazón que cabeza. 6?30 para el final y la tuvo muy clara a la contra La Unión de Calatayud, pero la ocasión la salvó sensacional Alejandro Colomer. Últimos 4 minutos de partido y los segorbinos buscaban el gol de la victoria, apretaba la grada y lo intentaba el equipo. Todo parecía a favor, llegó la expulsión en La Unión de Calatayud, a falta de 3,35 para el final, doble amarilla al cortar una ocasión clara del Viveros Mas de Valero. El equipo de Gallego aprovechó su superioridad, a falta de 3 minutos, la movieron bien y Pedrito al segundo palo la envió a la red (5-4). Últimos dos minutos, el Calatayud atacaba con portero jugador y así conseguía su quinto gol que empató de nuevo el partido (5-5). Quedaban 1,55 y los segorbinos salían de cinco en busca del desempate. El ansiado gol llegó a falta de 27 segundos, marcó de nuevo Pedrito, el quinto en su cuenta particular, los amarillos estaban por delante, apenas quedaba tiempo y la afición saboreaba la victoria (6-5). Pero tras el saque de centro los aragoneses arrojaron un jarro de agua fría a todos los presentes en el Pabellón Municipal. De forma increíble y ante la sorpresa de todos, marcaron un golazo, que con suspense subió al marcador y lograron empatar de nuevo el partido, cuando quedaban por jugar 14 segundos. Ahora sí, el electrónico ya no se movió, 6-6, y por tanto ambos equipos se repartieron los puntos después de un trepidante partido.