El Viveros Mas de Valero plantó cara al Pinseque FS en un partido muy igualado que se saldó con empate (4-4)


                    




Archivado en Noticias

FUTBOL SALA SEGUNDA B G-II : PINSEQUE FS-SEGORBE FS 4-4

El Viveros Mas de Valero plantó cara al Pinseque FS en un partido muy igualado que se saldó con empate (4-4)


El Viveros Mas de Valero plantó cara al Pinseque FS y cuajó uno de sus mejores partidos de la temporada, poniendo contra las cuerdas a uno de los grandes de la categoría. A pesar de que se adelantaron los aragoneses en el tramo inicial de la primera parte, al descanso se llegó con empate a dos después de una gran reacción amarilla. En la segunda parte los segorbinos remontaron, pero volvieron a adelantarse los maños, el Viveros reaccionó, empató el partido y buscó los tres puntos en un choque que pudo ganar cualquiera.


La primera parte comenzó con ocasión de los visitantes, que ya pudieron inaugurar el electrónico, fue Salva en el primer minuto pero la cruzó en exceso. Lo cierto es que el Viveros Mas de Valero salió a por todas y dos minutos después córner, Jacobo conectó un tiro lejano que el portero maño defendió bien mandando de nuevo a la esquina. A los cuatro minutos llegó el primer gol de la tarde, montó la contra el Viveros Mas de Valero, pero un error en la entrega hizo que en la recontra los maños no perdonaran e hiciera el primero de la tarde (1-0). Momento que aprovechó Gallego para mover banquillo ya que los segorbinos intentaban llegar pero las contras de los maños eran muy peligrosas. Eso sí tuvieron claras ocasiones como dos consecutivas de José y Chover. Pablo Corchado tuvo que intervenir con acierto en varias ocasiones, pero el segundo llegó en el ecuador del primer tiempo tras un córner que Pinseque ejecutó a la perfección.

Eran los mejores minutos locales y a continuación Pablo evitó el tercero con otra sensacional intervención. Pidió entonces tiempo muerto Gallego al detectar que el equipo se estaba descomponiendo. Tras salir a cancha, Nico buscaba el primer gol pero no estuvo acertado. De inmediato casi lo consigue Jacobo en una transición rápida que obtuvo una excelente respuesta del portero local. Y, finalmente llegó el tan ansiado gol de los segorbinos, cuando se cumplía el minuto 15, el pívot, Luis asistió a Nico que definió perfectamente haciendo el merecido 2-1. Y en un abrir y cerrar de ojos llegó el empate de los castellonenses tras una asistencia genial de Nico, que se la devolvía a Luis para que, con una definición sensacional en el mano a mano igualara el encuentro (2-2), resultado con el que se fueron al descanso.

En la segunda parte los segorbinos salieron con muchísima ambición y, la primera clara la tuvieron a los dos minutos, recuperó Dani en la presión pero el pase al segundo palo no llegó por poco a Jacobo. Seguidamente, la volvió a tener Jacobo en un lanzamiento de falta que sacó el portero aragonés espléndido de reflejos. Y, en el minuto tres el Viveros Mas de Valero rompía el empate tras un córner que Jacobo de bolea espectacular estrelló en el poste y Pedrito empujó a la red.

Pero poco duró la dicha para los segorbinos, respuesta local inmediata con un golazo del Pinseque en un disparó de falta, empataban de nuevo el partido, 3-3. Los maños empezaban a apretar y Chover en la defensa evitó el tanto del desempate dejándose el alma. Los segorbinos comenzaban a sufrir los ataques aragoneses y los locales insistían, en el minuto seis fallaron una jugada clarísima en un balón muerto que mandaron al larguero con todo a favor. El tanto mañico se veía venir, como así sucedió un minuto después, balón a la espalda de la defensa amarilla y los maños no perdonaron ante Pablo (4-3).

En el ecuador de la segunda parte era el Viveros Mas de Valero el que buscaba el tanto, aunque la situación se le complicaba al sumar su quinta falta. Cinco minutos para el final y doble penalti a favor de los maños que extraordinariamente paró el guardameta segorbino, David Pérez, en su primera intervención del partido. La parada dio alas a los del Palancia, que se fueron arriba. Su presión provocó el error del Pinseque, el pase a su portero y el claro despiste del jugador local dio con el balón en el fondo de la red cuando todavía quedaban por jugar 4,50 (4-4). En el tramo final pudo pasar de todo, el Viveros Mas de Valero quería sumar los tres puntos y ocasiones claras no les faltaron para ello.

Hubo ambición, emoción y mucha personalidad. Salió Gallego con portero jugador pero fue Pinseque el que la mandó al larguero desde su pista, tuvo el triunfo Pedrito pero no hubo fortuna y el electrónico ya no se movió. 4-4 partidazo, ovación tremenda de la marea amarilla desplazada hasta Pinseque y confirmación de que el Viveros Mas de Valero no ha tocado techo todavía. Se sumó un punto pero se ganó el derecho a verse entre los grandes.